Killzone: Shadow Fall – El poder del PlayStation 4

Posteado archivado en: Etiquetas:

El primer juego que he tenido el placer de probar en esta nueva, octava generación de consolas de videojuegos, fue el Killzone: Shadow Fall para PlayStation 4. Esto, dejando de lado a la Wii U y considerando que la nueva Xbox One aún siquiera tiene fecha de arribo para Latinoamérica. En ese sentido, Sony ha pegado un primer gran batatazo estratégico donde, si Microsoft no despierta, podría eventualmente absorber todo el público cautivo que tenía en mercados donde ya estaba presente y con una base sólida de usuarios, como el nuestro.

 

Mientras, la PS4 ya está acá y el nuevo capítulo de la saga Killzone, desarrollada desde el 2004, de forma exclusiva para Sony, por el estudio holandés Guerrilla, es uno de títulos de lanzamiento que demuestran el poderío de las consolas de nueva generación. Al menos, visualmente. Más allá de que la experiencia de uso de la consola ha mejorado considerablemente (material para otro artículo), este título funciona más bien como una demostración de l poder de procesamiento de la nueva consola. Y sí, deja boquiabierto: las vistas, texturas, expresiones humanas, luces y sombras y partículas en suspensión son en verdad asombrosas y son un deleite visual.

 

Pero por otro lado, si bien este episodio de la saga introduce varias novedades respecto a títulos anteriores (incluyendo el modo multi jugador) lo que genera una atractiva mezcla entre el Far Cry 3 y el Halo, el Shadow Fall no es de verdad una revolución o un salto realmente cualitativo en términos de mecánica de juego. Es un buen videojuego, por cierto. Pero uno que por ahora sólo demuestra el potencial visual y de lo que puede hacer la PlayStation 4. Así, la cosa se viene buena para el próximo año.

 

 

Share on FacebookTweet about this on TwitterEmail this to someone