Grand Theft Auto

PRENSA LOCAL ELIGE A LOS MEJORES

Posteado Etiquetas:

Más listas, cabros (y vienen muchas más). La gracia es que esta vez, la lista trata de los mejores videojuegos del año, pero confeccionada por la prensa local especializada.

Sí, puede sonar jocoso, pero existe prensa especializada en Chile. Puede que no seamos gamers super hardcore pc extreme fanboys, pero nos gusta el tema. Más bien, gozamos y muchos nos ganamos la vida con esto. Lo que se puede, en realidad.

Pues bien, Synergex Chile (el mayor distribudior de títulos en nuestro país) congregó a la prensa especializada y, al calor de unas pizzas, discutimos cuáles creíamos que eran los mejores títulos. El ganador ya se lo imaginan, pero igual se formó una interesante discusión entre los asistentes. Y estos son los resultados…

10 RAZONES POR QUÉ EL SAINTS ROW 2 ES MEJOR QUE EL GTA IV

Posteado Etiquetas:


¿Será posible? En todo caso, no lo digo yo, lo dice la gente de Destructoid que se aventura en justificar diez razones por las cuales creen que el nuevo Saints Row 2 es mejor que el juego que lo originó, el Grand Theft Auto IV. Discutible, pero válido. Básicamente, los puntos son los siguientes (resumidos):

1. Checkpoints

Claro, en el GTA, si te mataban, debías comenzar toda la misión de nuevo, incluyendo robar un auto, trasladarte, mamarte todas las cinemáticas, etc. En el Saints Row, comienzas donde te mataron. O al menos, dentro de un muy requerido checkpoint.


2. Hay una real customización de los personajes

A mi personalmente me da un poco lo mismo. Es más, prefiero un buen personaje antes de que andar creando uno. Principalmente, por flojera. De todos modos –y es muy entendible– a mucha gente le gusta crear o customizar sus propios personajes. Hacerlos gordos, colorines, vestidos con disfraces, etc. Como uno quiera. En el Saints Row 2 se puede. En el GTA, fuera de pode cambiar algo de las ropas de Niko Bellic, no había mucho más que se pudisese hacer.



Es mi vida y qué: y es la gracia del Saints Row. Tu protagonista puede ser personalizado al máximo. Si quieres, lo puedes hacer como este gordo seudo pokemón (pero con cara de emo).

3. Los autos son entretenidos de manejar
Puede ser. Nunca me sentó muy cómodo manejando los autos del GTA. Es decir, la cosa funcionaba bien (a veces, demasiado bien), pero no resultaba entretenido. Era botado volcarse, por ejemplo. Y claro, eso era porque Rockstar quería hacer la conducción como un evento "realista". Fuck that. Yo prefiero entretenerme cuando manejo. Si no, estaría jugando Gran Turismo o alguno de esos simuladores. O estaría manejando en la calle.

4. Las armas son más variadas y espectaculares
Sí, sí. Las armas del nuevo GTA fueron más bien convencionales. Estaba todo lo necesario, seguro, pero nuevamente, el tema "realismo" restó el fun factor con armas mucho menos estrambóticas: no había lanzamllamas, metralletas militares, bombas molotov o motosierras. En vez, el Saints Row sí las tiene, y aún más freak: un bastón que hace las veces de pistola, un teaser eléctrico, un guante gigante y muchas cosas más. Muy maquiavélico. Y entretenido.


Open up and say aaah: de esto es lo que estamos hablando. Violencia sin sentido, al niver de casi parecer una caricatura. Porque no todo tiene que ser como en la vida misma.

5. Puedes ser un inglés bastardo:

Esa es personal del autor del artículo. Puedes ser un cockney bastard y escuchar hablar a tu protagonista como si fuese un inglés flaite. Igual divertido.

6. Montones de cosas qué hacer:
La historia del GTA no es mala. Al contrario. Personalmente, creo que es una de las mejores que me ha tocado ver en un videojuego moderno. Pero el Saints Row incorpora muchísimas más "distracciones", sean mini juegos, misiones y detallitos varios que alargan aún más la vida del juego. OK, en el GTA estaban las idas a los bolos, las carreras y otros minijuegos, pero la verdad sea dicha… no eran tan entretenidos. De hecho, para mi gusto, el GTA IV fue un juego de corta vida.

7. Mejor multiplayer:
El autor se queja de que el multiplayer del GTA IV no era tan fantástico. Yo lo jugué un par de veces y me entretuve. En cambio, dice que el sistema que ofrece el Saints Row 2 es mucho mejor. Habrá que verlo. Por lo pronto, trae juego cooperativo y ya eso lo hace brillar.


Comprahuevos: no tengo idea que está sucediendo, pero sin duda que todos los que están jugando en este dethmatch multiplayer lo están pasando chancho.

8. Se ve mucho mejor:
El autor asegura que el Saints Row 2 se ve mejor que el GTA IV. Yo lo dudo.

9. Es mucho más divertido:
Puede ser. El GTA es un juego esencialmente dramático. Trágico, incluso. En cambio, el Saints Row "te deja con la mandíbula batiente al minuto 10", asegura. De más. Al menos la primera parte destacaba por su oscuro sentido del humor y violencia over-the-top. Que era a todo cachete.

10. No se avergüenza de su propia estupidez:
Es probable. El
GTA, sigo creyendo, es un juego serio, mientras que el Saints Row sabe que es un videojuego y se comporta como tal. Honestamente, lo creo. Porque la gracia es que el GTA IV trata de trascender, de marcar un precedente. Por otro lado, siendo que el Saints Row es finalmente un clon, se porta más ridículamente. Como son los videojuegos, de cierta manera. Para bien o para mal. Yo aún estoy por emitir mi juicio.

¿Alguien ya lo ha jugado?

MERCENARIES 2 – WORLD IN FLAMES: BURN, BABY, BURN

Posteado Etiquetas:

I yearn for a mission that’s boom, boom, and boom — Mattias Nilsson.

No creo ser el único que ha sentido un vacío después de terminar de jugar Grand Theft Auto IV. De repente vuelvo al juego, para rememorar los rincones de Liberty City y ponerme en los zapatos de Niko Belic, por lejos el mejor personaje del año. Pero no es suficiente. Tampoco me sirve de mucho escuchar las radios del juego en la radio de mi auto. Es divertido, evoca las aventuras del gran juego de Rockstar, uno se ríe con los comentarios de los DJs, pero no alcanza. Por suerte, está el Mercenaries 2.

Recuedo haber jugado la primera parte del juego, para PlayStation 2, y que me gustó. Tenía la onda co-op, así que jugarlo con amigos lo hacía doblemente interesante. Eso, además de conducir distintos vehículos y hacer volar cosas y gente por los aires. Pues bien, esta segunda parte no dista tanto de eso. Pero mejorado, claro está. Si hasta los protagonistas se repiten.

Los Magníficos: No, pero casi. Hay explosiones, persecuciones en auto, y los tipos -que en esta secuela se repiten- se prestan al mejor postor. No sería malo un juego de la vieja serie en esta onda…


Esta segunda parte ya estaba haciendo olitas hace bastante rato por su ambientación y claro, por la mala imagen que recibe Venezuela como país donde desarrolla el juego, a pesar de que el director del juego, Cameron Browne, ha sido enfático en señalar que el juego es, por dios, ficción. Porque Mercs 2 está justamente ambientado en ese país sudamericano, nación que se ha visto doblegada por guerras internas entre distintas facciones. Todo, por culpa del dichoso petróleo. ¿Suena familiar?

Hasta allá llega Mattias Nilsson, un avikingado mercenario sueco con la voz de Peter Stormare que gusta ganar dinero y hacer explotar cosas. Muchas cosas. Aprovechándose de la situación actual, Mattias se instala en el país para "ayudar" a los distintos grupos (o facciones) con distintas misiones que van desde secuestrar -o asesinar- gente a echar abajo gigantescos edificios. Para eso, cuenta con la ayuda de un grupo de rebledes (algo así como Los Magníficos) que ayudarán logísticamente al tipo en su escalada destructiva. Pero también, como siempre ocurre en estas historias, hay detrás una historia de venganza, que es el motor principal de la historia del juego.

Los estudios Pandemic -famosos por sagas como Star Wars: Battlefront y la divertida Destroy All Humans!– vuelven a hacerse cargo del juego, que si bien no funciona al 100% debido a una cantidad casi impresentable de fallas y bugs, funciona de buena gana a la hora de tener una beuna cantidad de misiones en donde matar hartos soldaditos, manejar vehículos bélicos y ver explosiones de distinto calibre.

Se me quedó prendida la estufa: acaso lo mejor del juego es la posibilidad de crear destrucciones masivas con sólo aprtar un par de botones. En ese sentido, el Mercs 2 se la juega con variadas y vistosas explosiones de distinto calibre.

Como ya es habirtual en este tipo de juegos abiertos, el título cuenta con un vasto mapa que más o menos replica las ciudades más importantes de una Venezuela decadente y derruida por los enfrentamientos y la metralla. Los gráficos están ok, pero nada para llamar a casa. En ese sentido, el GTA IV le da diez patadas. Lo que sí, el juego destaca por sus vistosas explosiones, llenas de efectos de luz y polvo.

La jugabilidad es sencilla, a pesar de los bugs antes mencionados y que ciertos desarrolladores insistan en las tácticas de apretar botones en secuencia para lograr objetivos. Hace tres años, con el God of War, fue divertido. Hoy, ya no. Además, no cuenta con modo co-op offline y eso automáticamente le otroga un punto en contra.

Quítae, quítate que ahí te voy: Mattias se apresta a robar un tanque enemigo. La secuencia es divertida. Pero no lo es el tener que apretar una latera combinación de botones para lograr el objetivo.

El Mercs 2 ha tendio una buena recepción, pero nada para volverse loco. Metacritic lo tiene con un 73%, al igual que el portal GameRankings . Donde sí el juego parece que se cayó, fue en su versión para la aún viva PlayStation 2. Como sea, el juego igual divierte. Por un rato, mientras venga el siguiente.

SPACE INVADERS: LA FIEBRE CONTINÚA

Posteado Etiquetas:

Seguimos con la trivia consumista que conmemora los 30 años del Space Invaders. Esto ya no es ropa, ni adornos, ni nada similar. En vez, se trata de un periférico, un vistoso teclado que trae entre sus teclas réplicas de los famosos invasores espaciales.

No son exactamente los mismos (si es que uno se pone quisquilloso), pero la intención es lo que vale. Y un must para cualquier fanático que se haya criado con esa vieja entretención que es "matar marcianitos". (Vía Kotaku)

A propósito de eso, más interesante aún es experimentar el nuevo juego oficial -ahora sí- basado en el clásico creado por Taito en 1978. Se trata del Space Invaders Extreme, para la PSP y el Nintendo DS, que profundiza con una sicodélica vuelta de tuerca lo tímidamente enunciado hace unos años en el anterior Space Invaders Revolution.

La variación es que el juego mezcla ritmos, sonidos electrónicos, disparos y hasta algo de puzzle. Suena raro, pero es como meter a la juguera el Space Invaders original (obvio), junto con el Geometry Wars, el Tetris y algún juego de ritmo nipón. El resultado es rápido, hipnótico, muy satisfactorio (el nivel de variación en la modalidad de juego es alta) y claro, altamente entretenido y refrescante. El video a continuación expone un poco la idea:


Ideal para quienes creían que el Space Invaders ya no tenía nada que aportar. E ideal también para paliar la espera del cacareado Grand Theft Auto: Chinese Wars para DS.

IDIOTA MATA A TAXISTA, ESTILO GTA

Posteado Etiquetas:


Estas son las noticias que dan lata porque, como siempre, demonizan al medio. Si antes fue con el rock satánico o algunas películas ultraviolentas, ahora el caso aborda, cómo no, el medio de moda: los videojuegos.

Sucedió en Tailandia, en Bangkok, hace un par de días. Allí, un estudiante de 18 años que se creía Niko Bellic, se subió a un taxi, asaltó a su conductor de 54 años, le robó su dinero y finalmente lo asesinó con un cuchillo. Para más remate, el muchacho, luego de ser detenido, no presentó ningún síntoma de problemas mentales, y la guinda de la torta: confesó ser un fanático obseso del Grand Theft Auto IV y que el crimen lo había cometido inspirado en el juego. Pa’ qué más.

Y claro, automáticamente vienen las réplicas. El distribuidor del GTA en ese país detuvo los envíos del juego y, peor aún: "Estamos enviando peticiones a locales y outlest que dejen de vender el GTA y lo reemplacen con otros juegos", dijo Sakchai Chotikachinda, Director de Marketing y Ventas de New Era Interactive Media. Si me preguntan, esto es como el chiste del sillón de Don Otto…

Por otro lado, la policía informó que el gil dijo que "quería ver si robar y matar en la vida real era tan fácil como en el juego". Ya. Puede ser que el tipo no tuviera problemas mentales, pero sí queda claro que es un imbécil de marca mayor. (Vía Reuters)