Android·Destacados·Reseñas·Smartphones

[Reseña] Honor Magic 6 Pro: De Nuevo una Agradable Sorpresa Premium

Retomando el vuelo respecto a su sensacional generación anterior, Honor vuelve a pelear su espacio en la gama alta de los smartphones con un nuevo modelo que deslumbra en todo sentido y en todas las prestaciones.

Por Alejandro Alaluf

 

Antes que nada, una aclaración: el Honor Magic 5 Pro fue mi smartphone de gama alta favorito del año pasado, cosa que destaqué en su momento en las páginas digitales del diario La Tercera.

Lo anterior, por varios motivos. Primero, todo lo que el celular ofrecía era tope de gama: batería, procesador, pantalla, carga rápida, set de cámaras, etc. Todo calzaba perfecto, dando a entender que la marca china independizada de Huawei finalmente estaba volando con alas propias.

Segundo, porque es muy raro que un fabricante haga gala de sus innovaciones con el tema de la batería, que personalmente considero de los elementos más importantes (si no más) a la hora de comprar un teléfono celular. Honor cambió las baterías de litio por unas de silicio-carbono, lo que finalmente le ha permitido incluir una mayor densidad de energía.

Y tercero, porque su sistema de fotografía -similar al de Huawei– me gustó mucho, no sólo por la calidad de las fotos a partir de su juego de lentes, sino que también por todas las posibilidades de edición que permite su software, empujado por inteligencia artrificial.

Sumado a otros detalles también relevantes (pantalla, procesador, carga rápida, etc.), el Honor Magic 5 Pro fue un ganador el año pasado, por lo que la siguiente entrega sin duda que iba a ser muy escudriñada. Y el fabricante chino no decepcionó.

El nuevo Honor Magic 6 Pro, su sucesor inmeditao, es un teléfono gama alta con todas las de la ley, que por donde se le mire, queda claro que es un teléfono premium en su construcción y sus prestaciones, lo que nuevamente lo transforman en un favorito para este año. Pasemos a revisarlo.

Primeras Impresiones

Como buen smartphone que se precie, la pantalla es lo primero que atrae la atención. Hablamos de un display LTPO de 6,78” (es grande), Dolby Vision, tasa de refresco dinámica hats 120 Hz y hasta con 5.000 nits de brillo. Es decir, a pleno sol se podrá ver la pantalla sin problemas. Tiene una resolución de 1280 x 2500 (FullHD+) y un aprovehamiento frontal de un 91,6%.

Tanto es lo rico de su pantalla, que actualmente se encuentra en el primer lugar del prestigioso ranking francés DXOMark, superando a modelos como el Samsung Galaxy S24 Ultra o el Googel Pixel 8 Pro. Por algo será.

Además, cuenta con el ya famoso revestimiento Honor Glass Shield Pro para protección en su versión 2.0. Recordemos que su hermano menor, el Honor Magic 6 Lite fue capaz de clavar un clavo, cosa que incluso realicé en vivo en el matinal de Chilevisión. En ese sentido, la durabilidad de la pantalla está asegurada.

Mientras, en el área de sonido tampoco decepciona. Con dos parlantes -ubicados en la parte superior y anterior del teléfono, el sonido directo suena claro, potente, limpio y sin mayores distorsiones

El diseño, por su parte, no es muy distinto a su antecesor. Como smartphone, sigue siendo un dispositivo esencialmente elegante, lo que en esta ocasión se acentúa con un acabado posterior de cuerina y un nuevo módulo central para capturar los lentes fotográficos.

Por cierto, cuenta con clasificación IP68 de resistencia a salpicaduras, agua y polvo.

Experiencia de Uso

Aclaremos de inmediato: todos los teléfonos de Honor funcionan perfecto con los servicios de Google y con cualquier otra aplicación que se desee. Lo mismo sucede con Google Play, la tienda de apps. Despejemos eso de entrada y agreguemos que además Honor también ofrece su propia tienda de descarga de aplicaciones y videojuegos.

De hecho, viene con Android 14 (la última versión) y con la última versión de la capa operativa de la marca, MagicOS 8.0 que, sí, se parece mucho en look & feel con los aparatos de Huawei, pero eso no es algo necesraiamentre malo. Sí me gustaría ver a futuro una independencia de estilo en las próximas iteraciones de la marca.

Un detalle inetersante es que el modelo ahora cuenta con una isla dinámica, muy similar a la del iPhone, es decir, en la muesca donde reside la cámara frontal ahora es posible ver pequeños íconos activos que muestran qué operación se esté ejecutando y que además permiten acceder a ellos para obtener mayores detalles del proceso. El concepto funciona igual de bien en mi experiencia.

En rendimiento y poder de procesamiento, Honor nuevamente apuntó a lo mejor disponible en el mercado: un flamante procesador Snapdragon 8 Gen 3, que permite que todas las funcionalidades del teléfono operen rápida y suavemente, además de dar un estuipendo balance entre rendimiento y duración de batería.

Eso, sumado a 12GB de memoria y 512GB de almacenamiento, hacen que lo que haya bajo el capó del Magic 6 Pro brille. En ese sentido, la experiencia de uso es realmente agradable, sin sufrir en ningún momento algún hipo al memento de ejecutar un proceso.

Todo lo anterior permite potenciar la nueva capa de inteligencia artificial que la compañía ha aplicado. Bajo el nombre de MagicLM, ahora es posible contar con un propio modelo generativo de IA, que sirve apara agilizar los procesos más comunes del teléfono, como entregar contexto a los mensajes o correos, pinchar una foto en Whatsapp para compartirla rápidamente a otra app, entre una multiplicidad de otras funcionalidades muy prácticas.

También hay reconocimiento facial 3D que funciona perfecto y muy rápido, además de opciones de biometría a través de la huella digital para desbloqueo del aparato y acceso a ciertos sitios o procesos en la red.

Cámara y Batería: Lo Mejor

Es en estos dos departamentos donde en Honor Magic 6 Pro destaca de manera sobresaliente, especialmente en el área del rendimiento y la autonomía.

Partamos por las cámaras. Como buen heredero de la tecnología fotográfica de Huawei, Honor siempre ha sobresalido en este apartado. De entrada, tenemos una cámara principal de 50 MP, apertura variable con apertura variable f/1.4 – f/2.0. Luego, un lente teleobjetivo de 180 MP, f/2.6 con zoom digital hasta 100x. Finalmente, un ultra gran angular de 50 MP, f/2.0, cumple con las necesiades de fotos muy precisas. Hay grabación en video 4K a 60fps.

La cámara frontal para selfies y demases, tiene un lente de 50 MP con profundidad 3D (muy bueno) y grabación en video 4K.

Pero lo que hace que la experiencia sea superior es el complemento con el software de edición, que además de permitir la mejora automática o manual de los componentes de una pieza, además está bañado en inteligencia artificial.

Lo anterior va desde modos de enfoque automáticos de acuerdo al objetivo y el contexto de la escerna, a ediciones automáticas de varias piezas, con la posibilidad de música y otros detalles.

Todo esto redyunda en una excepcional experiencia fotográfica que va desde el momento de apuntar hasta el momento de compartirla. Todo es sencillo y fluido y no por nada, la cámara del Magic 6 también ostenta los lugares más altos del ránking de DXOMark, siendo sólo superado por… Huawei.

La probé mucho hace algunos meses, en Barcelona, y los resultados fueron, para mi gusto, espectaculares.

Mientras, tenemos que este modelo cuenta con una batería de generosos 5.600 mAH, lo que la posiciona como la unidad con mayor energía dentro de su gama, por lejos, en donde el promedio es usualmente cercano a los 5.000 mAh.

En ese sentido, por más uso intenso que se le dé, será virtualmente imposible que la carga quede seca durante la jornada. Muy por el contrario, al final del día siempore me sobró mucho, incluso permitiendo una duración de dos días. Eso se agradece mucho.

La carga rápida puede que no sea la más veloz del condado, pero está muy bien. Tenemos un cargador a la corriente de 80W y 66W de carga inalámbrica. Lo anterior se traduce en una carga completa en menos de 50 minutos y más de la mitad en media hora. Buenísimo. Oh, y el modelo también cuenta con carga reversible de 15W para carga de otros dispositivos.

Conclusión

El Honor Magic 6 Pro no sólo presenta actualizaciones respecto a su ya sobresaliente versión del 2023. Además, la complementa con mejoras sustanciales que mejoran aún más su experiencia de uso, ya sea en durabilidad, autonomía y experiencia fotográfica.

Honor se ha ganado limpiamente un lugar de gusto en la categoría de aparatos premium. Porque la competencia no sólo se reduce al universo Android. Este es derechamente uno de los mejores smartphones disponibles en el mercado, independiente de preferencias especiales.

 

Dejar un comentario