Destacados·Reseñas

[Reseña] Sonos Ace: Excelencia Aural

La firma californiana de audio finalmente estrenó sus esperados audífonos bluetooth con sonido espacial y cancelación de ruido. Y son todo lo bueno que se pudiera esperar de Sonos.

Por Alejandro Alaluf

 

Existe un momento especial cuando uno utiliza audífonos de buena calidad. Es ese momento en que la inmersión es tal, que uno asume que el sonido viene desde algún lugar especial directo a nuestros oídos. Ahí es cuando uno se da cuenta del verdadero valor de un buen audífono: cuando uno olvida que lo tiene puesto y la música se funde con el entorno.

El mercado de los audífonos de lujo, especialmente los llamados on-ear headphones o auriculares supra aurales, es bastante demandado y existen varios reconocidos actores que han tenido dominado este segmento con diversos modelos. Claro, un espacio en donde colosos como Sony, Bose o Apple, entre otras marcas, han dominado a partir de elementos fundamentales como calidad de sonido, comodidad y autonomía.

Pero ahora un nuevo chico acaba de llegar al barrio. Y tuve la oportunidad de asistir en la ciudad de Nueva York al lanzamiento y presentación de los Sonos Ace los primeros audífonos bluetooth, de Sonos.

En estas páginas hemos comentado lo bueno que es Sonos a la hora de reproducir audio de alta fidelidad través de su diverso portafolio de parlantes hogareños. Y si bien los rumores existían desde hace un tiempo, ha sido ahora, finalmente, que Sonos ha estrenado sus primeros audífonos premium a un precio ídem: los Sonos Ace. ¿Valen la pena? Pasemos a revisarlos.

 

Sonos Ace: Primeras Impresiones

Fuera de su empaque, como siempre fiel a la experiencia de la marca, nos encontramos con los audífonos, que vienen en blanco o negro (difícil elección), su estuche y dos cables: uno USB-C dual y otro USB-C – Jack 3,5”. De inmediato me sentí asegurado en términos de conectividad física.

Es más: no tengo recuerdo de otros audífonos que tuviesen conectividad de audio vía USB-C. Pues bien, los Sonos Ace lo tienen.

Los audífonos -negros en mi caso- son inmediatamente hermosos. Elegantes y sofisticados. Con sólo efectivamente 312 gramos de peso, efectivamente son livianos y el uso prolongado en la cabeza no se siente ni tampoco molesta. Son cómodos, también.

Y esa podría ser la principal cualidad de los nuevos y muy esperados audífonos que Sonos acaba de mostrarle al mundo: su comodidad.

Hay otros detalles, pero es en el tema confort donde inmediatamente los Sonos Ace destacan, porque al tenerlos puestos -primera capa de la experiencia- se sienten inmediatamente cómodos y livianos, gracias a un tamaño que recubre perfectamente ambos oídos, sin necesariamente tener la sensación de que hay una concha acústica recubriendo cada oreja.

El adosamiento de la base aural magnética, recubierta con una suave almohadilla de esponja con memoria recubierta en ecocuero, cae, se acomoda muy bien y permite un ajuste preciso alrededor de la oreja. Lo mismo sucede con su cintillo.

Los controles y tomas de los Ace son prácticos. En la base izquierda nos encontramos con el botón de encendido y pareo (o power button), además de una entrada USB-C. Al otro lado tenemos el botón de cancelación de ruido un botón deslizante para controlar el volumen y el inicio/pausa. Acá me costó un poco acostumbrarme al lugar inmediato de estos botones, pero nada grave.

 

La Prueba del Sonido

¿Cabe alguna duda que, al momento de activar sonido, sea música, audio 3D con Dolby Atmos, responder llamadas telefónicas o jugar videojuegos? En todas estas experiencias, el Sonos Ace se portó de manera impecable entregando siempre una excelente calidad aural, ya sea en bajos profundos, potencia de sonido o audio espacial, con una ecualización deliciosamente balanceada.

Por su parte, Dolby Atmos -más conocido como el sistema que permite el sonido espacial o 3D- funciona perfecto. El mapeo y posterior diferenciación de sonido de acuerdo con el movimiento de la cabeza es algo casi mágico y que deja en el polvo el (añejo) concepto de “estéreo”. Además, los Sonos Ace permiten reproducir sonido lossless para lo más mañosos y amantes del sonido sin pérdida de detalles desarrollado por Apple.

Ahora, donde personalmente quedé sorprendió fue con lo eficaz de su cancelación de ruido. Es cierto, no es una funcionalidad nueva y varios fabricantes la aplican con diferente calibre. Pero, de nuevo, a título personal, creo que no he tenido una mejor experiencia de aislamiento aural como con los Sonos Ace.

Por ejemplo, al utilizarlos en un vuelo, este tipo de audífonos no sólo se mantienen con batería e independiente de cables por cerca de 30 horas. Además, su aislamiento a los ruidos esperables dentro de un vuelo queda absolutamente fuera de la ecuación y la experiencia es absolutamente pulcra y libre de anomalías externas fuera de lo que se está escuchando.

Por cierto, lo anterior va de la mano con distintos modos para la cancelación de ruido. Ya sea directamente con el botón físico de cancelación de ruido o, más detalladamente, a través de la app, se puede modificar lo anterior para tener conciencia de ruidos y sonidos del entorno o el bloqueo completo de externalidades aurales. O dejarlas apagadas. Dependerá probablemente del estado de ánimo del usuario.

De la misma manera, las llamadas telefónicas se escuchan perfectas, claras y limpias, tanto de quien llama como de quien escucha, suprimiendo ruidos de fondo eficazmente.

 

Aplicación Inteligente

Además de lo práctico y fluido que es el funcionamiento de llos Sonos Ace, además está la popular aplicación de Sonos, que además de entregar múltiples fuentes de sonido -desde plataformas como Spotify o Apple Music a canteras propias de la marca, como la interesantísima estación Sonos Radio-, además funciona como controlador de los audífonos con todos los ajustes que se necesiten, desde ecualización a ver cuánta batería queda.

Pero hay más. Por ahora sólo disponible como la barra de sonido Arc de Sonos, los auriculares también son capaces de switchear entre un dispositivo y otro al momento de ver contenidos en un televisor que tenga la barra instalada. En el fondo, cambiar el sonido home theater de una habitación por uno igualmente inmersivo, pero con auriculares.

Ideal cuando es conveniente no meter ruido en casa, Sonos asegura que esta función estará disponible para más dispositivos más temprano que tarde, aunque confieso que personalmente me habría gustado contar con esta característica desde el principio. Está bien.

Hay más. Los audífonos detectan si hay cerca un dispositivo Android o Apple y se conectan de manera automática. Luego, su uso es también inmediato y reproducen lo último que estaba sonando. Lo mismo sucede al momento de sacárselos: la música entra en pausa.

Y aunque ya fue mencionado, insistimos: los Sonos Ace poseen una batería de hasta 30 horas con cancelación de ruido activada, lo que creo los transforma en los audífonos con mejor autonomía del mercado.

De la misma manera, al momento de no contar con batería, la carga rápida del aparato permite que en sólo tres minutos haya energía para tres horas.

 

Un Único Detalle y Conclusión

Salvo detalles, dentro de lo que podríamos considerar un producto perfecto en lo que promete y entrega, sólo un detalle me hizo ruido: su funda rígida, donde los audífonos pueden descansar cuando estén en uso.

Ésta, confeccionado con materiales reciclados, sencillamente no se siente tan premium como uno podría esperar. Cumple su cometido, es liviana y está ok. Pero no es tan agradable al tacto, por ejemplo. Nada del otro mundo, pero personalmente me habría gustado una textura más amistosa. O más premium.

También, otro elemento que he visto en otras reseñases es el tema del cierre, que no es de esos gruesos de apertura o cierre rápido. En vez, es de esos cierres más bien delgados que todas maneras fluye correctamente gracias a un pequeño manguito que hace más rápida la operación. Detalles.

Finalmente, tenemos en los Sonos Ace unos audífonos realmente premium que no tiene nada que envidiarle a su competencia más establecida. Es más, en muchas cosas y apartados seguramente los supera. Por eso es por lo que no comentaremos su precio.

Porque al final del día, tenemos unos audífonos realmente de lujo que exudan estilo y elegancia, otorgan una inmejorable experiencia aural y tiene todos los elementos de sofisticación tecnológica posible, incluyendo conectividad de audio USB-C. ¿Y ya mencionamos lo cómodos que son?